Blog

Bruxismo: causas, síntomas y tratamiento

Una de las enfermedades más comunes que afecta a casi un 70% de la población española es el bruxismo. Esta patología es conocida como la enfermedad silenciosa y en Clínica Dental RiosDent queremos explicaros cuáles son las causas, síntomas y tratamientos del bruxismo.

 

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo dental es una enfermedad que afecta a la articulación temporomandibular (ATM) provocando un trastorno de la misma y la alteración de los músculos de la mandíbula y cuello y sobretodo en las estructuras osteodentales, de manera que se produce un desgaste en la dentadura que puede ser de distintos grados y suponer un problema grave en el paciente.

Las personas que padecen bruxismo rechinan los dientes y aprietan la mandíbula de forma consciente o inconsciente. Muchos de ellos no son conscientes de esta patología hasta que son advertidos por una tercera persona o en una consulta rutinaria con su dentista.

El bruxismo suele aparecer en edades tempranas y afecta por igual a ambos géneros. Para evitar que esta enfermedad tenga efectos extremos y poder corregirla a tiempo, es recomendable acudir de forma periódica al odontólogo para que puedan detectar el problema y adoptar medidas preventivas y tratamientos adecuados. De esta forma conseguiremos reducir los efectos del desgaste en la mandíbula y la dentadura.

 

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Las causas del bruxismo no están del todo determinadas, pero están vinculadas con aspectos psicológicos de tipo nervioso. Un alto nivel de estrés, la mala alimentación o los malos hábitos de sueño del paciente son algunos de los desencadenantes de este movimiento inconsciente e intenso de la mandíbula. Otra de las causas que desembocan en esta patología es un movimiento inestable en el cierre de la mandíbula, de forma que los propios dientes dificultan el cierre de la cavidad bucal.

Podríamos diferenciar entre dos tipos de bruxismo: diurno o nocturno. Ambos están bastante relacionados, puesto que las personas que rechinan los dientes y aprietan la mandíbula a lo largo del día suelen realizarlo también de forma inconsciente por la noche. La causa más frecuente del bruxismo diurno es el estrés provocado sobre todo por profesiones que aumentan el nivel de nerviosismo emocional de las personas y el elevado consumo de cafeína o alcohol en su día a día.

El bruxismo nocturno es una parasomnia, esto es: un incidente involuntario que ocurre mientras la persona está dormida. Su aparición puede tener su origen en los trastornos del sueño y trastornos respiratorios durante la noche, así como malas posturas mientras se duerme. No todas las personas rechinan los dientes , también es muy común las que únicamente aprietan provocando una sobrecarga en la dentición y en la musculatura de cara y cuello.

Uno de los grupos más afectados por el bruxismo nocturno es el infantil. Esta patología aparece en la etapa de pérdida de los primeros dientes de leche y las causas del bruxismo infantil nocturno están asociadas a aspectos como la tensión emocional o la ansiedad.

En esa etapa es fundamental detectar esta enfermedad invisible para revertir los signos y síntomas del bruxismo en niños y jóvenes y evitar así, dolores musculares crónicos y patologías graves que afecten a la dentadura definitiva de los pacientes.

 

Signos y síntomas del bruxismo

Para detectar los signos del bruxismo en el paciente es fundamental el diagnóstico y la exploración de un especialista. La prevención y detección temprana es indispensable para evitar un bruxismo crónico y sus síntomas. Por eso, nuestros odontólogos realizarán una entrevista y diferentes pruebas.

Algunos de los síntomas del bruxismo en adultos son los dientes desgastados y el esmalte resentido, pudiendo producir fracturas en las piezas dentales. El dolor muscular, cervical y articular también son comunes, llegando a provocar cefaleas,migrañas o vertigos. Otro de los signos del bruxismo es la hipertrofia muscular y el aumento de la sensibilidad dental.

Al tratarse de una enfermedad silenciosa e involuntaria, en muchas ocasiones es una persona ajena la que detecta el bruxismo en lugar del propio paciente.

 

Tratamientos para el bruxismo

Una vez que el odontólogo haya confirmado que la patología presentada por el paciente es bruxismo, se plantearán diferentes tratamientos farmacológicos, fisioterapéuticos y odontológicos adaptados al grado de afectación de la enfermedad. El más empleado por los odontólogos para corregir los problemas dentales vinculados al bruxismo es empleando férulas dentales de descarga.

Las férulas dentales de descarga son dispositivos, similares a la ortodoncia invisible, gruesos y rígidos que evitan que rechinen los dientes puesto que con este aparato la dentadura inferior y superior no hace contacto. Este aparato se emplea por las noches para combatir los signos del bruxismo nocturno como el desgaste de la dentadura y los dolores asociados de cabeza, oído o cuello.

20 junio, 2021 Salud bucal, Tratamientos , ,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies