Blog

Dolor tras endodoncia: ¿es normal?

Una endodoncia es un método que profundiza en el diente con el objetivo de limpiarlo por dentro, lo que comúnmente se conoce como “matar el nervio”. Es un un tratamiento sencillo que se realiza bajo anestesia local y aunque no produce dolor, una vez pasado el efecto de la anestesia, el paciente podría notar molestias los días siguientes. Por eso, el dolor tras la endodoncia es normal.

 

¿Cuándo es necesario realizar una endodoncia?

Este es el tratamiento más común cuando la pulpa dental está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. Los síntomas más comunes que avisan de la necesidad de una endodoncia son:

  • Sensibilidad dental.
  • Dolor al masticar: este dolor no remite aunque se tomen analgésicos.
  • Cambio en el color del diente, ya que puede oscurecerse.
  • Aparición de fístulas en la encía.

Si notas cualquiera de estos síntomas, acude a tu clínica dental para tratar el problema lo antes posible y evitar prolongar las molestias.

 

Sensibilidad tras endodoncia: causas

Si te has realizado una endodoncia recientemente, lo normal es sentir alguna molestia. La sensibilidad tras la endodoncia es uno de los síntomas después del tratamiento ya que podemos sentir dolor en el diente, en la encía o en ambas partes.

El dolor tras una endodoncia se produce principalmente porque el ligamento que rodea la raíz de la pieza dental se inflama durante el tratamiento. También se elimina tejido pulpar del propio diente con limas, lo que normalmente introduce alguna bacteria y restos de tejido en el diente que produce molestia. El dolor tras una endodoncia puede aparecer o no, pero si lo sentimos debemos saber que es algo común dentro del proceso de recuperación y con la ayuda de un antiinflamatorio remitirá en pocos días.

De todas formas, a pesar de que el dolor es normal, debemos estar alerta ante posibles complicaciones. Si cumples algunos de estos puntos, puede que la endodoncia no haya resuelto el problema:

  • El dolor se intensifica con el tiempo.
  • Sensibilidad al masticar o al tocar el diente que no remite.
  • Inflamación de la encía o de la mejilla.

La endodoncia es un método relativamente intrusivo, ya que implica la eliminación de la parte interior del diente. Por eso, el o la dentista aplica anestesia para aliviar el dolor tras el tratamiento. La anestesia puede durar hasta un día, sin embargo, durante los 3 o 5 días siguientes las molestias serán normales. Si tras este período de tiempo el dolor no se va, entonces debes acudir a tu odontólogo u odontóloga. La solución podría estar en una receta de analgésicos (cada paciente es diferente y la resistencia al dolor depende de cada persona) o en una segunda endodoncia si el problema no se ha solucionado.

Las molestias tras la endodoncia que persisten durante un largo tiempo nos avisarán de que la curación no está yendo de forma correcta. En ese caso, puede ser necesario realizar una segunda endodoncia y los motivos pueden ser muy diversos:

  • El diente tiene demasiadas raíces afectadas y no se han eliminado todas.
  • No se ha sido posible limpiar todos los conductos.
  • La profundidad de la endodoncia es demasiado corta o demasiado larga.
  • El sellado no es efectivo y se han colado bacterias.
  • Se ha abierto otra vía inintencionadamente durante el tratamiento.

 

Cuidados tras una endodoncia

Los cuidados tras una endodoncia son esenciales si queremos prevenir infecciones por parte de bacterias u otros problemas bucales. Tu dentista te dará una serie de pautas para mantener la boca cuidada después de la intervención, como por ejemplo:

  • Para evitar heridas por mordeduras, se recomienda empezar a masticar una vez remita el efecto de la anestesia.
  • En el tiempo transcurrido entre la endodoncia y la reconstrucción de la pieza dental no debemos comer alimentos duros para no dañar el diente y evitar fracturas.
  • Cuidar la higiene dental de forma rigurosa. Eso sí, cuidado con el hilo dental si nos han reconstruido el diente. Los primeros días podría dañarse.

De esta manera, se puede concluir que el dolor tras una endodoncia es algo habitual después de dicho tratamiento. La intensidad del dolor dependerá de la resistencia que la persona tenga al mismo. Aún así, existen factores comunes que podrían estar alarmando de una complicación en la recuperación de la endodoncia.

Si la sensibilidad tras la endodoncia es cada vez más intensa, puede que nos encontremos ante una infección bacteriana o una endodoncia que no ha sido ha evolucionado como se esperaba. También puede darse el caso de que el diente siga dañado. Además, si la higiene bucal no se mantiene de la manera indicada, el dolor podría empeorar.

Por eso, es importante contar con buenos profesionales, que expliquen debidamente cómo va a ser el tratamiento y los cuidados posteriores al mismo. La higiene dental nos prevendrá de otras endodoncias y nos ayudará a cuidar la que ya tenemos.

16 septiembre, 2021 Tratamientos , ,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies