Blog

¿El carbón activado es malo para los dientes?

Una de las preguntas que más nos repiten últimamente en la clínica es si el carbón activado es malo para los dientes. Seguro que en redes sociales has visto a muchas influencers utilizar esta pasta negra que promete resultados milagrosos en unas cuantas aplicaciones. Y es que cada vez son más las personas que usan el carbón activado en todas sus versiones (pastas de dientes, polvos, pastillas…) para blanquear su sonrisa. ¿Somos realmente conscientes de los peligros que entraña?
Para conocer los riesgos del carbón activado y evitar posibles complicaciones en tu salud bucodental, lo mejor es que te informes en fuentes fiables contrastadas por profesionales de la odontología, como nuestro blog. Después de leer este post, no te quedará ninguna duda.

Usos del carbón activado

El carbón activado (o carbón activo) es un material altamente poroso y muy oscuro que tiene múltiples aplicaciones. Se utiliza para fines tan diversos como la extracción de metales, la purificación de líquidos o el tratamiento de aguas residuales. Y también puede tener algunos usos medicinales, por ejemplo, absorber el veneno y las sustancias tóxicas en casos de intoxicación.
Teniendo en cuenta que la mayoría de sus aplicaciones están relacionadas con actividades industriales, no parece descabellado presuponer que el carbón activado puede ser malo para los dientes.
Entonces, ¿por qué es tan popular?

Aplicaciones del carbón sobre los dientes

El principal argumento de los defensores del carbón activado como producto milagro son sus propiedades blanqueadoras. Nos aseguran que son suficientes un par de aplicaciones para empezar a notar los resultados: unos dientes más blancos y más brillantes, sin necesidad de pasar por el dentista. La pregunta que deberíamos hacernos es la siguiente: ¿a qué precio?

Carbón activado: riesgos para tu salud dental

Cuando empezamos a aplicar en nuestros dientes carbón activado, podemos tener la sensación de que están más blancos que de costumbre, pero esto solo es un efecto superficial. Está científicamente demostrado que esta sustancia no es efectiva ni contra las manchas profundas, ni contra las bacterias, que requerirán de un tratamiento más riguroso y supervisado por profesionales.
Lo que hace el carbón activado es erosionar las capas más superficiales del diente (las que van adquiriendo ese color amarillento) y dejar al descubierto las que están por debajo. El esmalte de las piezas dentales se va desgastando progresivamente y esto, a la larga, producirá el efecto contrario. Es decir, tus dientes terminarán viéndose más oscuros y amarillentos de lo que estaban en un principio.

¿Qué dicen los expertos sobre su peligrosidad?

Son muchas las asociaciones mundiales que se han pronunciado sobre los riesgos del carbón activado en la dentadura. La OCU (Organización de los Consumidores y Usuarios) advierte de que todos los productos de higiene bucal derivados del carbón activado resultan altamente abrasivos, causando el deterioro de los dientes a largo plazo. Es decir, la sonrisa comenzará a oscurecerse y a adquirir un tono amarillento. Además, pueden provocar otros problemas en el organismo, como estreñimiento.
Pero la OCU no ha sido el único organismo que ha advertido de que el carbón activado es malo para la dentadura. La Asociación Dental Americana (ADA) también emitió un comunicado al respecto, en el que afirma literalmente que “no hay evidencias que demuestren la efectividad ni la seguridad del carbón para blanquear los dientes”.

Peligros de usar el carbón activado como pasta de dientes

Además de los peligros que entraña para la salud bucodental, es importante recalcar que el carbón activado no puede usarse como sustituto de la pasta de dientes. No garantiza una correcta acción limpiadora, con lo que, al riesgo de erosión de los dientes, se suman los posibles problemas derivados de una higiene bucal incorrecta. La placa que se acumula si no cepillamos nuestros dientes con los productos adecuados puede desembocar en sensibilidad e incluso en problemas más graves, como el deterioro y la pérdida de piezas dentales. Por lo tanto, no es recomendable usar carbón activado, pero mucho menos debemos emplearlo como sustituto de nuestros productos de higiene habituales.

Otras posibles complicaciones del carbón activo

Como comentábamos al principio de este post, el carbón activado se utiliza como absorbente de las toxinas que se encuentran en nuestro organismo, para ayudar a desintoxicarnos. No obstante, pese a esta propiedad, no está comprobado científicamente que su uso sea positivo para nuestra salud y se le atribuyen más efectos adversos que beneficiosos, como estreñimiento crónico o deshidratación. Podemos concluir, entonces, que el carbón activado no solo es malo para los dientes, sino que también puede resultar perjudicial para nuestro organismo.
En cuanto a los peligros de lavar los dientes con carbón activado, al desgaste del esmalte de los dientes tenemos que añadir problemas más graves como sensibilidad dental o incluso la recesión de las encías.

Conclusión: el carbón activado es malo para los dientes

En resumen, si bien es cierto que lavarse los dientes con carbón activado puede suavizar o eliminar de entrada ciertas manchas superficiales, lo hace a costa de desgastar por completo el esmalte dental y en ningún caso es efectivo contra manchas profundas. Nuestra conclusión es clara: sus posibles beneficios a corto plazo no compensan todos los problemas que puede desencadenar con el paso del tiempo.
Si quieres unos dientes más blancos, lo ideal es que acudas a tu dentista para que analice la causa de las manchas o del tono amarillento de tus piezas dentales. En la mayoría de los casos, la mejor opción es un tratamiento odontológico, como un blanqueamiento o una limpieza profesional. Son técnicas que atacan el problema en su raíz sin dañar absoluto ni el esmalte, ni la salud de las piezas.
En cuanto a higiene, las pastas dentífricas fluoradas son la mejor alternativa para garantizar una correcta limpieza diaria y, además, cuidan y fortalecen tu dentadura y tus encías. Nunca las sustituyas por productos a base de carbón activo. El precio que puedes pagar es demasiado caro.

5 marzo, 2021 Higiene dental ,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies