Blog

Sonrisa gingival: cómo corregirla

Mostrar parte de la encía al sonreír es un problema bastante habitual conocido como sonrisa gingival. Pese a que no supone ningún inconveniente a nivel odontológico, para muchas de las personas que lo padecen supone un gran problema a nivel estético. Por eso hoy os traemos buenas noticias, ya que la corrección de sonrisa gingival tiene fácil solución, ya sea con cirugía o con otras técnicas.

Aquí os explicamos cuáles son los tratamientos que realizamos en Clínica Dental Riosdent y cómo pueden ayudarte a conseguir una sonrisa más estética.

¿Qué es la sonrisa gingival?

La sonrisa gingival es aquella en la que no se produce una armonía entre las proporciones de dientes y encía. Dependiendo de los gustos de cada persona, se percibirá como una sonrisa gingival bonita o como un problema estético. En cualquier caso, como norma general, se establece que una sonrisa gingival es aquella en la que se muestran 4 mm o más de encía.

Podemos diferenciar tres tipos diferentes:

  • Sonrisa gingival anterior: cuando la parte de encía que se enseña al sonreír es la que está situada justo encima de los incisivos.
  • Sonrisa gingival posterior: en este caso, la encía que se muestra va desde el primer premolar hacia atrás.
  • Sonrisa gingival mixta: se muestra la encía tanto de la parte anterior como de la posterior.

Sonrisa gingival: causas

La sonrisa gingival tiene un origen estructural. Es decir, se produce cuando la posición de varias estructuras dentales no es la correcta. Y este es un aspecto que debemos tener siempre presente a la hora de seleccionar el tipo de tratamiento que queremos realizar para corregirla. Si el tratamiento no tiene por objetivo corregir esa desviación estructural que provoca la sonrisa gingival, esta no se corregirá sino que únicamente se verá disimulada.

Las alteraciones estructurales que pueden provocar sonrisa gingival pueden ser:

  • Maxilar largo: cuando el maxilar superior crece en exceso en sentido vertical, puede desencadenar en la aparición de la sonrisa gingival.
  • Erupción pasiva alterada: en este caso estamos hablando de una alteración en el proceso de erupción dental. Esto hace que mostremos dientes excesivamente cortos, ya que la encía no se ha retraído lo suficiente durante el proceso de erupción y el diente ha quedado parcialmente cubierto por la encía.
  • Posición dentaria baja: si los incisivos superiores no están en contacto con los inferiores.
  • Labio superior corto o con mucha movilidad: se trata de los casos en los que el labio se desplaza en exceso hacia arriba, exponiendo la encía más de lo normal.

Corrección de sonrisa gingival: tratamientos

El diseño de sonrisa gingival se debe realizar buscando la correcta armonía entre cara, labios, dientes y la propia encía. Para eso, en primer lugar el especialista debe realizar un diagnóstico de cada paciente para valorar cuál es el motivo que provoca la sonrisa gingival. Una vez determinado, se escogerá el tratamiento más adecuado según el caso, actuando directamente sobre la raíz del problema.

Dependiendo de la situación de cada paciente, la corrección de la sonrisa gingival se podrá realizar de diferentes formas.

Cirugía ortognática

Este tipo de cirugía es la que recomendamos a aquellos pacientes que tienen un problemas de maxilar demasiado largo. Se trata de realizar pequeños cortes en los huesos de la mandíbula para poder mover verticalmente el maxilar superior. De esta forma, mediante cirugía conseguimos modificar la colocación de los huesos faciales, dejándolos en la posición adecuada.

Gingivectomía

Se trata de un proceso quirúrgico mucho más sencillo que el anterior. En este caso, lo recomendamos a pacientes con sobreexposición de la encía a causa de una erupción pasiva alterada.

La gingivectomía consiste en reducir el tamaño de la encía, realizando el contorno alrededor del diente para descubrir la parte que debería ser visible y que quedó cubierta a causa de una mala erupción.

Ortodoncia

Si la sonrisa gingival está provocada por una posición dentaria baja, esta se puede corregir con una simple ortodoncia. Se trata de modificar la posición de los dientes hasta que ésta sea la adecuada, y a la vez se producirá también una corrección de los tejidos blandos.

Como acabamos de comprobar, existen diferentes métodos para corregir la sonrisa gingival, pero todos ellos se centran en actuar sobre el problema que la causa.

También existen otro tipo de alternativas a estos tratamientos como, por ejemplo, las infiltraciones de botox en el labio superior. Sin embargo, si lo que buscas es una solución eficaz y duradera en el tiempo, nosotros desaconsejamos este tipo de procedimientos. Se trata de soluciones a corto plazo que no actúan sobre el problema; solo lo disimulan.

27 marzo, 2021 Estética , ,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies