Blog

Cuidados de un puente dental fijo

En odontología existen diferentes técnicas para sustituír la pérdida de piezas dentales. Una de las opciones más avanzadas en cuanto a prótesis son los puentes dentales fijos. Los problemas que da este tipo de implantes se reducen respecto a otras opciones y se recuperan la mator parte de las funciones perdidas tanto estéticas como funcionales. En este post te contamos todo acerca de cómo llevar a cabo unos cuidados de un puente dental fijo adecuados. 

¿Qué es un puente dental fijo?

Los puentes dentales fijos son estructuras compuestas por un conjunto de coronas y que se emplean para simular la forma de uno o varios dientes. El puente se fija mediante un cemento sobre las piezas dentales naturales del paciente. 

La razón por la que recibe el nombre de puente dental fijo es porque al cementarse a las piezas naturales, quedan permanentemente unido a la boca del paciente y la única persona que puede retirarla es el dentista.

La función principal de un puente dental fijo es sustituir la dinámica natural de un aparato bucodental y prevenir el desplazamiento de otras piezas con los posibles inconvenientes que eso puede provocar en la boca del paciente. También tiene una función estética en la que se busca recuperar la sonrisa reconstruyendo los dientes.

¿Cómo se pone un puente dental fijo?

El dentista tomará unas radiografías e impresión de la boca  para confeccionar el molde en yeso sobre el que trabajar el puente. 

El paso previo a cualquier tratamiento en el que se coloque una prótesis de este tipo, es necesario tallar el diente natural para poder encajar el puente sobre los dientes del paciente. Es posible que durante este proceso se deba realizar paralelamente una endodoncia

Mientras se preparan las piezas finales, se colocan unas prótesis provisionales de acrílico o resina para que el paciente no pierda la estética o funcionalidad de los dientes. Una vez el laboratorio tenga el puente dental fijo terminado, se cambian las piezas y se procede al sellado final.

Tipos de puentes dentales

En odontología hay diferentes opciones disponibles para restaurar la falta de alguna pérdida dental a parte del material con el que se realizan.

  • Tradicionales. Una o más prótesis dentales se sujetan mediante coronas a los dientes contiguos a la pieza pedida. Es el tipo de puente dental fijo más popular y se coloca cuando hay dientes sanos a ambos lados del espacio.
  • Voladizo. Es muy similar al tradicional pero se sostiene solamente en una pieza dental sana.
  • Maryland. Es un tipo de prótesis que se sujeta con una estructura de metal o porcelana a la parte posterior de los dos dientes adyacentes a la pieza que falta. No es necesario tallar los dientes sanos con esta opción.

Puentes dentales fijos: ¿problemas tras el implante?

Adaptarse a un puente dental fijo puede llevar un tiempo. Es normal que durante los primeros días el paciente sienta una sensación extraña en la zona del tratamiento. Algunas de las recomendaciones que damos desde Riosdent a nuestros pacientes que se someten a un tratamiento de implante de un puente dental fijo son: 

  • Tener precaución a la hora de comer y masticar puesto que es posible morderse las zonas internas de la boca.
  • Utilizar productos adecuados para curar posibles heridas que se hayan hecho.

Ventajas e inconvenientes de los puentes dentales fijos

Los puentes dentales son una opción más económica que los implantes dentales. También son más resistentes, duraderas y mantienen su aspecto con el paso del tiempo.

El principal inconveniente de esta elección de reconstrucción de piezas dentales es que se necesita un tallado previo de los dientes sanos, por lo que es mucho más invasivo. 

Cuidados de puentes dentales fijos

Los puentes dentales fijos se asemejan a los dientes naturales y por esa razón requieren prácticamente los mismos cuidados. Sin embargo, desde Clínicas Riosdent queremos destacar algunos puntos clave sobre cuidados de puentes dentales fijos:

  • Cepillarse los dientes mínimo dos veces al día o después de cada ingesta de alimentos.
  • Complementar la limpieza con cepillos interdentales para limpiar los espacios entre la encía y las coronas del puente fijo.
  • Usar hilo dental al menos una vez al día.
  • Acudir a revisiones periódicas  para comprobar el buen estado de las piezas y la cavidad bucal. 
  • Se recomienda evitar golosinas y alimentos duros o pastosos.
  • Reducir el consumo de azúcar que puedan alojarse en la parte interna de las coronas y generar caries. 
  • Evitar el tabaco pues los cigarrillos son extremadamente agresivos.

En Clínicas Riosdent contamos con los mejores profesionales para llevar a cabo todo tipo de procedimientos. Si necesitas un implante dental y estás barajando diferentes opciones, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos informarte de los diferentes procedimientos y cuál se adapta mejor a tu caso. 

23 junio, 2022 Sin categoría