Blog

Dientes de leche en adultos: causas y extracción

¿Dientes de leche en adultos? Aunque suene muy extraño, es posible encontrar adultos que presenten dientes de leche entre sus piezas dentales permanentes. 

Los dientes de leche, como sabemos, son temporales. Comienzan a salir entre los 6 y 12 meses de edad y permanecemos con ellos hasta los 6 años, etapa en la que se empiezan a caer y que se puede extender hasta los 12 años. 

Sin embargo, existen casos en los que los dientes de leche permanecen hasta la adultez. Te contamos cómo es posible este fenómeno y cómo solucionarlo.

 

Dientes de leche en adultos: causas

Cuando hablamos de tener dientes de leche en adultos, las causas pueden ser muy diversas. Sin embargo, la más común es la agenesia dentaria, es decir, la ausencia del diente definitivo que debería sustituir al de leche. 

En una situación normal, el diente definitivo empujaría al diente de leche hasta que éste cayera. Sin embargo, con la agenesia dentaria, el diente definitivo no nace y las raíces del diente de leche permanecen en la encía. Esta anomalía suele darse principalmente en las muelas del juicio, en el maxilar superior o en los incisivos laterales. 

Otras de las causas que pueden provocar la permanencia de los dientes de leche en adultos pueden ser las siguientes.

  • Obstrucción o falta de espacio para el correcto desarrollo de los dientes definitivos.
  • Traumatismos.
  • Alineación deficiente de los dientes permanentes.
  • Otras enfermedades.

Si bien es cierto que el porcentaje de adultos con dientes de leche es muy reducido, es recomendable acudir a los especialistas pertinentes para revisiones rutinarias y prevención de esta anomalía.

 

Consecuencias de los dientes de leche en adultos

Pese a que sea muy poco común, los adultos pueden tener dientes de leche. Si este es tu caso, presta atención ya que debes saber que este tipo de dientes son más propensos a sufrir caries, lesiones e infecciones. Por eso, mantener una correcta higiene dental y visitar al dentista con regularidad es esencial para que los dientes no sufran. 

Aún así, cabe destacar que los dientes de leche no están preparados para permanecer en la boca toda la vida. Su fragilidad implica, como ya dijimos, que sufran más problemas bucodentales e incluso fracturas. Además, los dientes de leche en adultos pueden provocar una mala alineación de la dentadura o diastemas, ya que son más pequeños que los permanentes. 

También puede producirse un fenómeno denominado infraoclusión, por el cual el diente definitivo crece un poco por detrás o debajo del diente de leche, provocando molestias y una mala alineación de las piezas dentales.

Igualmente, la caída de los dientes de leche en adultos es posible. Al no estar diseñados para permanecer de forma permanente, el diente de leche puede permitir que los demás dientes se alineen o incluso que acabe creciendo el diente fijo que lo sustituirá.

 

Extracción de dientes de leche en adultos

Tener dientes de leche en adultos es una patología que no siempre da problemas, sin embargo, su extracción es una de las soluciones más frecuentes. 

Extraer el diente de leche es una operación muy común y también muy sencilla. Sin embargo, la existencia de complicaciones dependerá de cómo sea la raíz del diente de leche o dónde esté ubicado en la boca ya que esto hará que se tengan que mover varias piezas o solo una. 

Por supuesto, antes de cualquier operación bucodental es necesario realizar una radiografía para cerciorarse de que el diagnóstico sea el correcto y que la extracción no se complique excesivamente. Además, también permitirá al dentista deducir los pasos con los que va a operar.

Otra posible solución es la ortodoncia para adultos con dientes de leche. Si la extracción deja un espacio amplio, es posible cerrarlo a través de una ortodoncia que permitirá corregir la posición de los dientes y mejorar notablemente la sonrisa.

Por último, la sustitución del diente de leche por un implante también se considera una alternativa completamente válida.

Por tanto, el tratamiento de dientes de leche en adultos puede ser realmente variado y todo dependerá del criterio del dentista. Por eso, es necesario acudir periódicamente al especialista. Lo adecuado es cada año, siendo necesario acudir cuanto antes cuando se noten molestias en la dentadura.

Esto permitirá identificar cuanto antes si el diente de leche evoluciona o si se necesitará de una intervención quirúrgica para extraerlo. Aún así, recordamos que estos dientes no tienen por qué dar problemas, siempre y cuando se mantenga una higiene dental saludable y no veamos cambios radicales en nuestra sonrisa.

 

20 agosto, 2021 Sin categoría

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies